¿Cómo está enfrentando América Latina la corrupción en los negocios?

Países como Chile, Brasil y Colombia registran avances importantes
tanto en la búsqueda de la transparencia y buenas prácticas
de negocios, como en la erradicación de este fenómeno
que tanto afecta el desarrollo de la región.

Por: Pablo Paladini, Gerente de Operaciones de Resguarda y  Fernando Niño,director senior de la División de Consultoría Forense y de Litigios de FTI Consulting

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí 


Latinoamérica ha dado un paso importante en materia de lucha contra la corrupción, en el ambiente de negocios de su economía en general, al sancionar leyes específicas de aplicación para empresas privadas que realicen actividades directas o indirectas con el Estado o no, y que se vinculen con actos de corrupción en donde se involucran funcionarios públicos nacionales y extranjeros.

Prometer, ofrecer o dar una ventaja indebida, directa o indirectamente a un funcionario público nacional o extranjero; defraudar en un proceso de licitación pública; eliminar una propuesta de una licitación; financiar, patrocinar o subsidiar actos ilícitos; obstruir una investigación sobre entidades o funcionarios del gobierno; o crear entidades para pujar fraudulentamente por licitaciones públicas, son sólo algunos ejemplos de dichos actos.

Sigue leyendo

Luchar contra la corrupción es construir país

Por: Camilo Cetina, Secretario de Transparencia de la Presidencia de la República (E)

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí


camilo cetina

En Colombia debemos replantear la percepción que define la corrupción como un fenómeno exclusivo de ‘lo público’, que no afecta otras esferas ni aspectos sociales. Los recientes hechos de los que ha sido testigo el país son la muestra fehaciente de que la lucha contra uno de los principales enemigos de los colombianos debe darse en diversos niveles y, especialmente, en todos los sectores de la sociedad. El privado es uno fundamental.

De hecho, si vamos más allá de la divergencia público-privado, y examinamos aspectos transversales de nuestra construcción como país, encontraremos que la corrupción afecta, entre otras, nuestras posibilidades de paz y de desarrollo. Análisis realizados por el Observatorio de Transparencia y Anticorrupción del Gobierno de Colombia, dan cuenta de cómo los bajos niveles en el Índice de Transparencia (IT) corresponden a los bajos niveles en los Índices de Paz (IFEP) y de Desarrollo Humano (PNUD)[1].

Sigue leyendo

La corrupción desde la perspectiva privada

Publicado en Business Mail Julio 2016, disponible aquí


Por María Margarita Zuleta, Directora General de la Agencia Nacional de Contratación Pública Colombia Compra Eficiente 

Las empresas de hoy deben ser cada vez más conscientes y empoderadas de su papel central en la lucha contra la corrupción.

El pago de un soborno para obtener una licencia de conducción sin cumplir los requisitos; el reconocimiento para que una empresa privada decida comprar a una persona determinada un bien o un servicio; la alteración de facturas para manipular la información tributaria; la modificación de un Plan de Ordenamiento Territorial para favorecer al propietario de terrenos en particular o cualquier otra manifestación de la corrupción siempre afecta el interés general. Por eso me parece artificial la distinción entre corrupción pública y privada.

Imaginemos un acto de corrupción exclusivamente privado, en la ejecución de un contrato entre privados en el que una parte actúa de forma oportunista para permanecer más tiempo en el sitio y así incrementar su remuneración. En este caso, quien actúa de forma oportunista afecta el interés general pues impacta un valor público fundamental que es el concepto de la empresa, lo cual tiene consecuencias en la estabilidad económica del mercado en el cual esta circunstancia se presenta.

Francis Fukuyama, en una reflexión reciente sobre la corrupción, nos recuerda que los términos público y privado no han existido siempre y que las fuentes de la corrupción son profundamente políticas[1]. Así mismo, algunos expertos han tratado la corrupción en el marco del buen gobierno y han establecido relaciones entre la corrupción, el Estado de Derecho, la estabilidad política y la ausencia de violencia, así como el ambiente para hacer negocios. Sigue leyendo

¿Por qué el sector privado debe promover la transparencia y la integridad?

Publicado en Business Mail Julio 2016, disponible aquí


Por Bo Mathiasen, Representante en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. 

La creación de un entorno más íntegro y transparente aporta a potenciar el desarrollo económico y empresarial del país.

El compromiso por la búsqueda de sociedades más justas y desarrolladas en términos políticos, económicos, sociales y culturales, pasa por el logro de instituciones transparentes e integras que estimulan a través de la rendición de cuentas el control social y generan confianza para la sociedad.

Estos elementos de transparencia e integridad deben ser principios básicos no solo de la administración pública, sino también del empresariado, de sus agremiaciones y en general de la sociedad civil. Los empresarios y los ciudadanos están llamados a ayudar a combatir la corrupción por medio de la apropiación de estos principios en su quehacer diario, que a su vez son mecanismos de prevención de la corrupción en cualquier ámbito.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) señala que la corrupción es un asunto de todos y, en virtud de ello, se funda en un principio de corresponsabilidad. De ahí la importancia de la integridad empresarial, la cultura de la auto-regulación y el compromiso de los empresarios con la adopción de políticas de buen gobierno corporativo. Sigue leyendo

La evolución de la lucha contra la corrupción y el papel del sector privado en su prevención

Publicado en Business Mail Julio 2016, disponible aquí


Por Natalia Escobar, Abogada Asociada del Departamento de Litigios de Cavelier Abogados 

El marco legal nacional ha respondido a los avances internacionales en materia anticorrupción, con un énfasis claro en el rol protagónico de las empresas.

Desde hace algunas décadas, el fenómeno de la corrupción se ha encontrado en el tope de la agenda de los Estados, por lo que su prevención y lucha, en las cuales participan varios organismos multilaterales como las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre otros, se convierte cada vez más en un interés global.

Sin embargo, recientemente se ha abandonado la concepción de la corrupción atada únicamente al sector público. Es por esta razón que se ha considerado que la corrupción que ocurre en el sector privado también afecta el crecimiento económico y genera desigualdad y pobreza para la sociedad, por lo que los empresarios y las personas jurídicas tienen un papel preponderante en su prevención y en su autorregulación.
Sigue leyendo