El sector privado, un aliado para la reintegración

Publicado en Business Mail Septiembre 2016, disponible aquí


Por Miguel Suárez, Coordinador de la Línea de Alianzas Estratégicas de la Agencia Colombiana para la Reintegración ACR

El empresariado en Colombia ha acumulado una importante experiencia como actor social activo en la construcción de paz.

Hasta hace pocos años, los procesos de construcción de paz eran de competencia exclusiva del Estado y sus instituciones. La relación que este tema tenía con el sector privado era casi inexistente y las empresas sólo se limitaban a acatar la ley y procurar hacer más rentables y sostenibles sus negocios e inversiones. No obstante, atendiendo a las particularidades del contexto colombiano, el sector empresarial empezó a asumir la evidente responsabilidad que como actor social tiene en la construcción de una sociedad justa y en paz, y cómo desde sus particularidades podría aportar a este proceso.

Es así como las empresas, en el marco de su compromiso por mejorar sus entornos de operación, han empezado a generar contribuciones significativas en los procesos de construcción de paz.

Un caso exitoso es el proceso liderado por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), que durante los últimos 13 años ha logrado consolidar alianzas con más de 650 empresas en todo el país. Estas sinergias han contribuido a que más de 49 mil colombianos tengan la oportunidad de reconstruir su vida en la legalidad.  Seguir leyendo

Editorial | Las empresas y el posconflicto

Publicado en Business Mail Septiembre 2016, disponible aquí


Por: Camilo Reyes Rodríguez, Director Ejecutivo de AmCham Colombia.

El pasado 23 de noviembre se llevó acabo en el Gun Club de Bogotá un evento  convocado por nuestra Cámara con el fin de contribuir al conocimiento de nuestros afiliados acerca de las oportunidades y retos que representaría -si fueran votados afirmativamente- la implementación de los Acuerdos de La Habana.

Contamos con la participación del señor Embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, y las presentaciones de Control Risks, hecha por el Dr. Sergio Guzmán, y del Centro para Recursos de Análisis del Conflicto (CERAC), hecha por la Dra. María Fernanda Arocha.

Quiero referirme a algunos de los elementos expuestos en las presentaciones. Seguir leyendo

Colombian American Chamber of Commerce celebrates the signing of the final peace accord

The Colombian Government and the FARC settle a historic starting point towards a peaceful Colombia.

The Colombian American Chamber of Commerce welcomes the good news about the conclusion of the final accord for the construction of peace between the Colombian Government and the FARC guerilla, which was signed on August 24 at La Habana, Cuba.

“We know there will be difficult times, but what our country is living now and what it should soon begin living will be so much better than over 50 years of confrontation and war on our homeland”, says the Chamber Executive Director, Camilo Reyes Rodríguez.

Reyes points out that “the different estimations out there are indication of what peace might mean for the country’s economic growth, competitiveness and productivity. Although there are many and very diverse approaches to this, not even those who are most negative dare predict that peace is worse than war”. Seguir leyendo

Cámara de Comercio Colombo Americana celebra la firma del acuerdo final de paz

Hoy, el Gobierno Nacional y las FARC sientan un histórico punto de partida hacia una Colombia en paz.

La Cámara de Comercio Colombo Americana recibe con gran gusto la buena noticia sobre el cierre del acuerdo final para la construcción de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC, firmado hoy en La Habana.

“Sabemos que habrá momentos difíciles, pero lo que ya está viviendo el país y lo que debe empezar a vivir va a ser muchísimo mejor que los más de 50 años de confrontación y de guerra en nuestro territorio”, afirma su Director Ejecutivo, Camilo Reyes Rodríguez.

“Los diferentes cálculos que se han hecho dan indicios de lo que puede significar la paz para el crecimiento económico, la competitividad y la productividad del país. Y aunque hay muchas y muy diversas aproximaciones, ni siquiera los más negativos se atreven a predecir que la paz es peor que la guerra”, puntualiza Reyes.

La formalización de un proyecto común de país entre la autoridad y la mayor oposición armada es un primer paso fundamental, pero el esfuerzo que va a hacer a Colombia pasar la página está en manos de la sociedad civil; especialmente de unos ciudadanos abiertos a la reconciliación y de unos empresarios dispuestos a la integración económica y social.

Y es que después de más de 50 años de conflicto armado, la perspectiva de una Colombia en paz aumenta el atractivo de negocios del país. Tanto las empresas que ya operan en territorio nacional como las que busquen traer su capital podrán gozar de mejores condiciones de seguridad, segmentos de mercado inexplorados y recursos sin aprovechar una vez las FARC, como mayor grupo armado irregular del país, haya desarmado y desmovilizado a sus combatientes.

Al respecto, Camilo Reyes señala: “creemos que va a ser una contribución muy importante para el aumento del comercio y la inversión entre Colombia y Estados Unidos”.

De darse el sí al acuerdo final a través del plebiscito, el empresariado en Colombia deberá reforzar una posición que contemple su aporte a la paz y a la reconciliación no sólo como parte de su papel de motor económico del país, sino como un componente clave de su estrategia de negocio.


Versión en inglés

Editorial | El negocio de una Colombia en paz

Publicado en Business Mail Junio 2016, disponible aquí


Por Camilo Reyes Rodríguez, Director Ejecutivo de AmCham Colombia.

Hoy estamos un paso más cerca de una Colombia en paz. El pasado 23 de junio, el Gobierno Nacional y las FARC firmaron en La Habana el acuerdo sobre el fin del conflicto armado en materia de cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas; garantías de seguridad y participación política; y refrendación del proceso.

Nuestra Cámara recibe con confianza, optimismo y esperanza este avance en los diálogos, ya que es emblemático en el camino hacia la paz al comprometer a las partes a ejecutar medidas específicas en pilares fundamentales para el fin del conflicto armado, como la formulación de una hoja de ruta con plazos fijos para el desarme de los combatientes de las FARC y el establecimiento de medidas de seguridad para el proceso. Además, este acuerdo cobra gran importancia para el proceso en general, pues resuelve que el gobierno colombiano y las FARC acatarán la decisión que la Corte Constitucional tome sobre el mecanismo de participación popular que se usaría para aprobar el acuerdo final.

El negocio de una Colombia en paz está cerca de ser nuestro. Los cálculos generales de gobierno, sector privado y centros académicos han previsto un crecimiento de 0.3% en cada sector de la economía colombiana y de entre un 2% y un 4% del PIB a partir del establecimiento de un periodo de postconflicto. Seguir leyendo