Acuerdo de Facilitación de la OMC: nuevo desafío para Colombia

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí 


comercio

El Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC), de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entró en vigor el pasado 22 de febrero, tras su ratificación por dos tercios de los miembros de la OMC. El AFC tiene como propósito agilizar el movimiento, los  procedimientos aduaneros y el despacho de las mercancías. Igualmente, se incluyen disposiciones de cooperación entre las autoridades aduaneras y sobre asistencia técnica.

Colombia es uno de los pocos miembros de la OMC que aún no ha adoptado el AFC. Sin embargo,   en la actualidad el Acuerdo se encuentra en proceso de ratificación por parte del Congreso Nacional y en octubre de 2016 fue aprobado en primer debate en el Senado. No obstante, en el ámbito de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), se han venido adoptando disposiciones en materia de facilitación del comercio tales como la implementación de tecnologías de información y el desarrollo de procesos optimizados, que permitan el  cumplimiento de las obligaciones aduaneras.

Continúa leyendo Acuerdo de Facilitación de la OMC: nuevo desafío para Colombia

Anuncios

Colombia y la facilitación del comercio

Publicado en Business Mail Agosto 2016, disponible aquí


Por Javier Díaz Molina, Presidente Ejecutivo de Analdex

Hoy existe un acuerdo internacional que impulsa la facilitación de comercio a nivel mundial. ¿Qué ha hecho el país para avanzar hacia este objetivo? 

Los más de 150 países que hacen parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) no han logrado ponerse de acuerdo respecto de la liberación del comercio. Sin embargo, estos mismos países alcanzaron un consenso alrededor de la necesidad de adoptar medidas que permitan facilitar el comercio: el denominado Acuerdo de Bali, que busca que los países adopten medidas que hagan más fácil realizar las operaciones de comercio exterior.

Buena parte de las acciones definidas en el Acuerdo están referidas a asuntos aduaneros; lo que se busca es reducir los tiempos que toma un proceso de desaduanamiento y, por consiguiente, disminuir considerablemente los costos para los empresarios y en general para el país, de forma que se pueda ser más competitivo internacionalmente.

En el caso colombiano, estamos a la espera de que el Congreso de la República apruebe la ratificación de la adhesión del país al Acuerdo. En el entretanto, Colombia ha dado pasos para incorporar en su normativa algunos de los compromisos. Así por ejemplo, la expedición del Decreto 390 de 2016, o nueva regulación aduanera, incorpora el concepto de gestión del riesgo, de manera que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) pueda tener un conocimiento pleno de sus usuarios y calificar cuáles le ofrecen confianza y cuáles no y, en concordancia con dicha calificación, brindarles una u otra operatividad. Continúa leyendo Colombia y la facilitación del comercio