Retail en Colombia: una invitación a creer

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí

juan davidA pesar del actual panorama económico mundial, que  tímidamente vislumbra algunos trazos de crecimiento en el corto y mediano plazo, y que se conjuga con coyunturas como un bajo crecimiento de la economía mundial, una inflación controlada, que se espera se mantenga en el segundo semestre, una reforma tributaria superada y un comercio que empieza a dar señales de mejoría; las empresas del sector minorista o de retail deben plantear sus mejores cartas de cara a un escenario de negocios más positivo.

Según la Encuesta Mensual de Comercio al por Menor y de Comercio de Vehículos (EMCM), del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), para mayo de 2017 se registró un decrecimiento en ventas del -0,5%; en personal ocupado de 2,3%, y en ventas reales sin vehículos de -1,0%, que contrasta con las variaciones positivas presentadas en el mismo mes, en años anteriores.

En gran parte, estos resultados se explicarían por el bajo desempeño económico mundial que impacta de alguna manera al país, las políticas monetarias restrictivas del Banco Central, la baja confianza del consumidor, la expectativa frente al cumplimiento de los compromisos planteados en el Acuerdo de Paz, entre otros factores; que limitan las decisiones de inversión y de gasto.

No obstante, la tendencia de decrecimiento pareciera corregirse y moderarse, respondiendo en buena medida a la leve mejora en la confianza de los consumidores en el ámbito nacional; al aumento de las exportaciones, que para mayo (2017) presentó una variación positiva del 23,4%, según el Dane; y a la proyección de crecimiento internacional del Fondo Monetario Internacional (FMI), la cual muestra un horizonte discreto pero optimista en comparación con la región, y que en últimas, invita a dejar atrás las incertidumbres y plantear mejores apuestas para el futuro cercano.

Algunas de las apuestas estratégicas para dinamizar el comercio minorista deberían incluir aspectos como el mejoramiento de la infraestructura física, la regulación y expansión del comercio electrónico, el uso de nuevas tecnologías y su adopción en los diferentes canales, entre otros temas, que podrían hacer parte de una amplia agenda sectorial que responda a retos globales como el incremento de minoristas no tradicionales -re-tailization-, a los nuevos paradigmas en las tendencias globales de consumo y a la necesidad de crecimiento sostenido, luego de un panorama económico que ya se viene  superando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s