La realidad de la diversidad de género y su importancia en los negocios

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí


mri nertw

Desde hace varios años hemos trabajado como Headhunters en Latinoamérica. Esto nos ha dado la oportunidad de ver de cerca las tendencias de los mercados laborales. Y a pesar que los años pasan y los mercados cambian, sigue existiendo un común denominador: Hay pocas mujeres en puestos decisivos.

No estamos hablando del número de mujeres dentro de la fuerza laboral, sino de mujeres en puestos ¨C¨ con capacidad de  tomar  decisiones  trascendentales  dentro de una empresa. Como muestra de ello, en The Women

Thrive Report de Mercer, se predice que para el 2025 la fuerza laboral para Latinoamérica será ocupada en un 50% por mujeres 

Pero, ¿será que este 50% de trabajadores tendrán las mismas oportunidades de crecimiento para llegar a las posiciones ejecutivas y de toma de decisión? y, ¿cuál es la importancia de este tema desde el punto de vista de los negocios?

1. La diversidad en la toma de decisiones

 Es bien sabido que la diversidad es un componente importante en la toma de decisiones, múltiples estudios como ‘Gender diversity and corporate leadership’, del Research Institute, lo  han  demostrado.

El simple hecho de tener diferentes perspectivas en la toma de decisiones eleva la capacidad de escoger la mejor opción. Veámoslo con un ejemplo: Imagine seis hombres en una junta decidiendo la mejor forma de vender un producto a un mercado donde el 50% de la población está compuesto por extraterrestres. Ahora, imagínese la misma junta compuesta por tres hombres y tres de estos extraterrestres. ¿Cuál tomara la mejor decisión y logrará mejores resultados

mri-art

2. A numbers game

Hace unas semanas en una reunión con una empresa, se le trataba de explicar a una enojada gerente de recursos humanos por qué no podemos descartar candidatos por su género. Ella por su parte, argumentaba que el puesto requería de las habilidades de una mujer.

Dejemos de lado que es una práctica discriminatoria y veamos este dilema desde el punto de vista matemático. Si se va a reclutar talento en un mercado como Colombia, después de descartar a los candidatos por su experiencia, profesión y habilidades; serían elegibles para el puesto tal vez una docena de personas. Ahora, pensemos que vamos a descartar a seis de ellos por un factor que no los hace ni más ni menos productivos o capacitados para el puesto. ¿Suena esta decisión como algo coherente?

Cabe agregar en este punto, que en nuestros años de experiencia nunca nos hemos topado con un empleo que no pueda ser desempeñado por ambos sexos.

3.Una revolución comercial

Estamos viviendo una revolución comercial. Desde los últimos diez años hemos visto un aumento  importante  de  mujeres  trabajando y ganando dinero en los mercados en vías de desarrollo. En estudios de mercado se ha analizado que las mujeres gastan el dinero que ganan de manera diferente a como lo hacen sus parejas.

En los últimos cinco años, los mercados latinoamericanos están teniendo importantes crecimientos en su PIB, gracias a la integración de la mujer en la fuerza laboral. Entonces, ¿tenemos un mercado  enorme  y en crecimiento de mujeres con capacidad de compra, pero seguimos vendiéndoles con las mismas estrategias creadas por hombres?

Volvamos al ejemplo de los extraterrestres. Tenemos un mercado de extraterrestres millonarios deseosos de gastar su dinero, pero nos comunicamos con ellos en idiomas terrícolas que ellos no entienden, ¿será que si las estructuras tuvieran extraterrestres en los puntos decisivos, lograríamos cautivar mejor  a este importante mercado?

Este punto es clave. En los últimos meses he visto como un banco y una compañía de telecomunicaciones han tratado de especializar sus estrategias de ventas hacia estereotipadas versiones de la mujer.

Estos errores de mercadeo han logrado comunicaciones disruptivas y lejos de la creación de valor, estas compañías han minado su valor de marca creando comunicaciones mezcladas e incoherentes que hacen sentir a las mujeres como verdaderos extraterrestres incomprendidos y que perpetúan estereotipos de fragilidad y vulnerabilidad  de género.

En conclusión, estamos lejos de la igualdad de género y esto, desde el punto de vista de los negocios, disminuye nuestras capacidades de atraer a un creciente e importante mercado. Los puestos de toma de decisión deben ser más diversos y para eso, necesitamos estructuras de reclutamiento que se basen en capacidades y no en el género.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s