Factura electrónica: un paso hacia la transformación digital

Mayor control financiero, facilidad transaccional, reducción de costos y seguridad en las operaciones, son algunas de las ventajas que ofrece la facturación electrónica a las empresas.

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí


certicamLas empresas buscan optimizar y hacer rentables la mayoría de sus procesos, y uno de estos es la elaboración de facturas. Ante las iniciativas de modernización del Estado, la integración económica e inserción de las nuevas tecnologías en la sociedad; la existencia de modelos de facturación electrónica en Colombia es fundamental para el mejoramiento de la competitividad del país.

Pese a la importancia y expectativas que genera el uso de este tipo de herramientas,  aún  persisten  entre  las  organizaciones  varios  interrogantes:¿qué es la factura electrónica?, ¿quiénes pueden implementarla?, ¿cómo es    su metodología? y, ¿qué beneficios trae para las empresas y el país?

El desconocimiento o temor deriva en un efecto de ‘bicicleta estática’, en el que las entidades se estancan en procesos críticos y no le apuestan al cambio ni al uso de las tecnologías.

Las ventajas

El documento electrónico, equivalente a la factura tradicional de carácter tributario y mercantil, es conocido como factura electrónica, y se puede generar, enviar, administrar, conservar y exhibir por medio de una plataforma tecnológica asegurada con firma digital, encriptación de datos y repositorio seguro de la información digital.

El Gobierno Nacional, a través de Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (Dian), ha impulsado su uso con fines de masificación y control fiscal. Para ello, en octubre del 2016 finalizó   un plan piloto con 59 empresas interesadas en ser facturadoras electrónicas o proveedores de servicios tecnológicos. A la fecha, se han expedido 33 resoluciones de habilitación para facturar electrónicamente, y ya se emitieron las primeras facturas electrónicas, bajo ese nuevo enfoque de masificación, por una suma superior a los 2 mil millones de pesos por siete de las firmas autorizadas para tal fin.

factura-electronica

La implementación de la factura electrónica es una obligación para las organizaciones colombianas, por lo cual los empresarios deben estar preparados. Tanto las grandes compañías como las de menor tamaño pueden aplicar este método que, además, ayudaría a cerrar la brecha entre estos dos segmentos de empresas, al optar por un canal transaccional acorde con sus requerimientos y capacidades.

Para llevar a cabo este proceso, se podrán utilizar los servicios de un operador tecnológico autorizado por la Dian. Por ejemplo, las entidades de certificación digital cuentan con idoneidad y experiencia, además de ser las que blindan el modelo con altos niveles de  seguridad,  mediante  el  uso de firmas digitales y estampas de tiempo que garantizan la autenticidad e integridad de la factura electrónica.

factura.png

Los retos

De acuerdo con el informe ‘Facturación electrónica, entrando en una nueva era en 2015’, de la firma suiza Billentis, cerca de 42 millones de los 500 mil millones de facturas expedidas en el mundo fueron sin uso de papel. En otro estudio más reciente, la misma consultora estima que en 2017 se podrán procesar más de 35 mil millones de facturas electrónicas en el planeta, y destaca que “América Latina crecerá aproximadamente en 15 mil millones”.

Colombia no ha sido pionera en esta materia. Países como Chile, Perú, México, Uruguay, Paraguay, entre otros, han generado significativos avances. Chile, modelo que se ha tenido en cuenta para el desarrollo técnico y normativo en nuestro país, en una década pasó de tener cero incidencia de factura  electrónica  a 89 por ciento de las empresas facturando por esta vía; y la normatividad habilitó el uso de la firma electrónica avanzada o firma digital, como medio indispensable para asegurar la autenticidad  e integridad  del título.

Según cálculos de Certicámara, entidad pionera en materia de certificación digital y con experiencia de más de ocho años en proyectos de facturación electrónica en sector público y privado, en nuestro país hay unas 900 mil pymes formalizadas que emiten más de 80 millones de facturas al año, un mercado que, sin duda, beneficiará el recaudo, el control fiscal y permitirá que Colombia sea punto de referencia en la región.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s