Colombia y la energía eólica

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí 


reyes

   En coincidencia con la visita oficial a París que está llevando a cabo el presidente de la República, Juan Manuel Santos, el Congreso de Colombia aprobó, con 92 votos a favor y ninguno en contra, el Acuerdo de París COP 21 sobre el cambio climático. Quedan pendientes la sanción de la ley por parte del señor

Presidente y la revisión de la Corte Constitucional. De esta forma, nuestro país se compromete en la reducción de un 20% de la emisión de gases de efecto invernadero para el año 2030, con miras a evitar un aumento de   la temperatura global por encima de los dos grados centígrados.

 

Uno de los recursos con que el país dispone para alcanzar tal meta es la energía eólica. Esta se genera por acción del viento que proviene de los cambios de temperatura en distintas partes de la atmósfera. El viento, cuya velocidad aumenta con la altura, mueve las palas de los aerogeneradores, conectados a dinamos. Esta energía es más limpia que la que resulta de la utilización de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo, el gas o la energía nuclear.

La utilización de la energía eólica es  muy antigua, por ejemplo a ella recurrieron     los navegantes y más adelante los productores de grano, quienes usaron los molinos para producir harina o sacar agua de pozos profundos.

Colombia goza de un régimen de vientos muy favorable para su aprovechamiento. Nada más la península de la Guajira tiene un potencial eólico de los más altos del continente, comparable al  de  la  Patagonia;  de 21 gigavatios¹, que representa dos veces la totalidad de los requerimientos nacionales. Hasta la fecha, nuestro país sólo ha instalado 19.5 megavatios², es decir 0.4 de  su  potencial, generados en su mayoría por el Parque Eólico Jepírachi de las Empresas Públicas de Medellín (EPM).

editorial

Otra posibilidad que puede convertirse en una gran ayuda para el desarrollo de las áreas rurales que debemos recuperar en el posconflicto, es la instalación de plantas eólicas de microgeneración de hasta de 50 kilovatios³ de potencia.

La generación de energía alternativa barata y limpia es una gran oportunidad para Colombia. Las posibilidades en eólica, están siendo aprovechadas con ventaja en otros países. A la fecha, estamos en capacidad instalada después de Brasil, Chile, Uruguay, Argentina, Costa Rica, Panamá, Perú, Honduras; por lo que apenas aparecemos en el rubro “otros”. Es el momento de hacer un esfuerzo a nivel nacional para aprovechar este recurso. No nos podemos quedar atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s