Nuevo régimen de tributación cedular de personas naturales, bajo la Ley 1819 de 2016

La reforma introdujo una nueva disposición para el cálculo del impuesto de renta de las personas naturales, quienes deberán dividir sus ingresos anuales según cinco fuentes, que estarán sujetas a sus propias reglas de depuración.

Publicado en la revista Business Mail, disponible aquí


claudia.png

La Reforma Tributaria Estructural (Ley 1819 de 2016) estableció importantes modificaciones al régimen fiscal de las personas naturales, tanto en la forma de depuración como en la tasa de tributación, siendo la introducción de la tributación cedular, uno de los principales cambios.

Dicho cambio consiste en abandonar un régimen de renta global, basado en una clasificación de sujetos pasivos según las actividades realizadas y la composición de su ingreso, para introducir uno basado en la clasificación de los diferentes tipos de rentas.

En consecuencia, se eliminan las categorías de empleado, trabajador por cuenta propia y ‘otros’; dando paso a un sistema cedular en el que las diferentes categorías o fuentes de ingreso están sujetas a sus propias reglas de depuración, tarifas y limitaciones. Igualmente se eliminan el IMAN, el IMAS y la retención en la fuente mínima.

La reforma establece cinco cédulas y el régimen aplicable para la depuración de cada una de ellas:

  1. Rentas de trabajo

Incluye salarios, comisiones, prestaciones sociales, viáticos y en general, las compensaciones por servicios personales, los honorarios percibidos por personas naturales que presten servicios y contraten menos de dos trabajadores. Para determinar la renta líquida se pueden restar ingresos no constitutivos de renta, rentas exentas y deducciones imputables a esta cédula, sin que estos dos últimos excedan el 40% de los ingresos netos ni el equivalente a $160.569.360 (2017).

Para la determinación de la renta líquida se podrán restar los ingresos no constitutivos de renta, es decir, los aportes obligatorios a pensiones, los aportes al fondo de solidaridad pensional, pagos obligatorios de salud y los pagos a terceros por alimentación (con las limitaciones del Artículo 387-1 del Estatuto Tributario).

Del resultado anterior se podrán restar las deducciones y rentas exentas imputables a esta cédula teniendo en cuenta las limitaciones previstas en la ley, tales como la deducción por dependientes, medicina prepagada, intereses por créditos para adquisición de vivienda, aportes a fondos de pensiones voluntarias y a cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC) y el 25% de renta exenta.

Antes de la reforma, un contribuyente habría podido aprovechar todos los conceptos para reducir la base, cumpliendo los supuestos y limitaciones legales. Tras la introducción del sistema cedular y la limitación al 40%, el efecto es que la base gravable es mayor. En este sentido, si un contribuyente, por ejemplo, aplica solo la renta exenta del 25%, las demás deducciones únicamente podrán llegar en total a un 15%. En tal situación, si lo que se busca es ahorro tributario, ya no habría incentivo para destinar parte del ingreso al ahorro en pensiones voluntarias y cuentas AFC.

  1. Pensiones

Incluye ingresos por pensiones de jubilación, invalidez, vejez, indemnizaciones sustitutivas de pensiones, devoluciones de saldos de ahorro pensional, pudiendo restarse los ingresos no constitutivos de renta y las rentas exentas, siendo aplicables las limitaciones de ley en cada caso.

No se establece una limitación general. La renta líquida de las cédulas de rentas laborales y pensiones se suma para aplicar las tarifas marginales, las cuales no fueron modifi cadas con la reforma, siendo del 33% la más alta.

  1. Rentas de capital

Se refiere a intereses, rendimientos financieros, arrendamientos, regalías y explotación de la propiedad intelectual. Se permite restar ingresos no constitutivos de renta, costos y gastos. Las deducciones y rentas exentas imputables a esta cédula no podrán exceder el 10% del resultado anterior, ni el equivalente a $31.859.000 anuales.

Se establece una tabla tarifaria especial para esta cédula en la que se aumentan los rangos y la tarifa marginal más alta es del 35%, esto es, mayor incluso que la tarifa corporativa más alta.

En consecuencia, el régimen de las rentas de capital resulta doblemente afectado, primero porque la renta líquida será mínimo del 90% del resultado de restar al ingreso bruto los ingresos no constitutivos de renta y los costos; y segundo porque a partir de una base gravable de 4.000 UVT aplicará la tarifa más alta del 35%. Cabe resaltar que esta misma base gravable en las cédulas de rentas de trabajo y pensiones estaría sometida a la tarifa del 28%.

  1. Rentas no laborales

Se incluyen ingresos no cubiertos en otras cédulas, incluyendo honorarios percibidos por las personas naturales que presten servicios y que contraten o vinculen dos o más trabajadores o contratistas asociados a la actividad.

Se permite restar ingresos no constitutivos de renta, costos, gastos y rentas exentas imputables a estos ingresos; pero, las rentas exentas y deducciones no pueden exceder el 10% del resultado de restar ingresos no constitutivos, ni el equivalente a $31.859.000 anuales.

  1. Dividendos y participaciones

Se divide en dos subcédulas:

a.  Aquellos que hayan tributado en cabeza de la sociedad estarán gravados a las tarifas del 0%, 5% o 10%.

b. Los distribuidos que no hayan tributado en cabeza de la sociedad, estarán gravados a la tarifa del 35%, la cual se aplicará sobre el valor bruto. Una vez restado este impuesto, se aplicarán las tarifas mencionadas en el numeral anterior. Los dividendos y participaciones provenientes de sociedades y entidades extranjeras están gravados a la tarifa del 35%.

Teniendo en cuenta lo anterior, en términos generales el efecto de la división de ingresos en cédulas y su depuración particular, más las limitaciones a deducciones y rentas exentas en cada una de ellas, puede producir un aumento en la base gravable en comparación con la depuración anterior, lo cual se evidencia en ejemplos de depuración en la cédula de rentas de trabajo. Sin embargo, el efecto podrá ser diferente si los ingresos percibidos corresponden a una o varias cédulas y al impacto de la limitación en cada una de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s