Editorial | Las empresas y el posconflicto

Publicado en Business Mail Septiembre 2016, disponible aquí


Por: Camilo Reyes Rodríguez, Director Ejecutivo de AmCham Colombia.

El pasado 23 de noviembre se llevó acabo en el Gun Club de Bogotá un evento  convocado por nuestra Cámara con el fin de contribuir al conocimiento de nuestros afiliados acerca de las oportunidades y retos que representaría -si fueran votados afirmativamente- la implementación de los Acuerdos de La Habana.

Contamos con la participación del señor Embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, y las presentaciones de Control Risks, hecha por el Dr. Sergio Guzmán, y del Centro para Recursos de Análisis del Conflicto (CERAC), hecha por la Dra. María Fernanda Arocha.

Quiero referirme a algunos de los elementos expuestos en las presentaciones.

A partir de una encuesta hecha por Control Risks se pudo constatar que solo el 11% de los encuestados ha leído el Acuerdo, y sin embargo una mayoría considera que el gobierno no ha proporcionado suficiente información. Por otro lado el 66% no ha construido una estrategia para enfrentar el nuevo escenario. Las empresas ven que el posconflicto representa una oportunidad para replantear las relaciones con la comunidad dentro de la cual se desarrolla su actividad, renovar la infraestructura, aprovechar el espacio para incentivar e incorporar reformas regulatorias y generar empleo.

Por su lado, el CERAC demostró como la violencia en nuestro país tuvo una notable reducción durante la negociación, especialmente a partir del desescalamiento en los años 2014, 2015 y 2016. Fue notoria la supresión de las acciones contra civiles. También se llevó a cabo un paulatino desalojo de regiones en donde las Farc habían hecho presencia. Las estadísticas correspondientes al periodo 2000 a 2016 demuestran que el año más violento debido a las acciones ofensivas de las Farc fue el 2003 y la mayor reducción se da a partir de agosto del presente año. A partir de ese mes, es de resaltar especialmente la ausencia de muertes de civiles y miembros de la fuerza pública, así como de atentados contra la infraestructura de hidrocarburos, servicios públicos o vial.

Sin embargo, persisten algunas realidades que el Estado y la comunidad tienen que enfrentar. Aunque el secuestro se ha reducido, la extorsión ha aumentado. Hay bandas como el Clan del Golfo, Los Pelusos y los Puntilleros que delinquen a nivel nacional y regional. El área cultivada dedicada a la producción de drogas ha aumentado y se empiezan a presentar violentos conflictos por las rutas del narcotráfico. Afortunadamente, el gobierno tuvo la previsión estratégica de mantener intacta la capacidad de nuestra policía y fuerzas armadas para enfrentar una previsible transformación de los riesgos y las amenazas.

Podemos decir como conclusión que el empresariado ve con optimismo el posconflicto sin desconocer que persisten riesgos y que es indispensable dedicar más tiempo al análisis de la información para entender la transformación en la que avanza el país, construir una estrategia  con una visión a corto, mediano  y largo plazo, e implementar una  relación profunda con la comunidad.


De interés:
El sector privado colombiano debe prepararse para el posconflicto
Galería de fotos “Diálogo Empresarial AmCham para el Posconflicto”

Conéctese con nosotros
www.amchamcolombia.com.co
icone-twitter facebook-icon glyph-logo_May2016.png LinkedIn_logo_initials
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s