Las energías renovables, un paso más para un desarrollo sostenible

Publicado en Business Mail Abril 2016, disponible aquí 


Por: David Villalba, Presidente del Comité de Infraestructura, Energía y Minería de AmCham Colombia y Director de KPMG; y Yesenia Arteta, Senior en KPMG.

Una creciente conciencia sobre la necesidad de mitigar las emisiones de GEI y los avances tecnológicos han estimulado el crecimiento actual de las energías renovables en el mundo. La coyuntura energética colombiana ha puesto el reflector sobre estas energías en el país.   

El año pasado se produjeron una serie de hitos notables y avances relacionados con las energías renovables. Las inversiones mundiales en energía renovable aumentaron 17%, la energía renovable representó el 48% de la nueva capacidad de generación instalada a nivel mundial y se encontró que este tipo de energía proporciona un 9.1% de la producción mundial de electricidad. Con respecto a dichas inversiones, las economías en desarrollo han casi igualado a las economías desarrolladas. Por otro lado, la energía solar en China y Japón y la energía eólica en Europa recibieron una financiación récord.

El crecimiento continuo de las energías renovables ha sido impulsado por varios factores. En primer lugar, vemos una conciencia continua en mitigar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que fue el tema central en la Conferencia de 2015 de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) en París. En segundo lugar, las energías renovables son cada vez más atractivas debido a los avances en la tecnología y la disminución de los costos; los paneles solares fotovoltaicos (PV) han bajado de precio en un 80% desde el año 2008, con nuevos descensos esperados en el futuro.

AdobeStock_100435144 [Convertido]-01En línea con estos avances, las políticas en diferentes países continúan enfocándose en fomentar la inversión y generar bajos costos gracias a las economías de escala. El número de países con políticas de energías renovables están en aumento y varios países hicieron sus objetivos más ambiciosos, incluyendo un número cada vez mayor con objetivos de energías renovables al 100%. A principios de 2016, al menos 164 países tenían objetivos de energía renovable y se estima que 145 naciones tenían políticas de apoyo a las energías renovables. El informe de Tendencias Globales en Inversión en Energía Renovable muestra que en 2015 el aumento de inversión en energía renovable llegó a los 285.9 billones de dólares. Esta inversión no se reduce a países como Estados Unidos, los de la Unión Europea, China o India. Los latinoamericanos ya se han sumado a la tendencia mundial: Brasil, México, Chile y Uruguay encabezan la lista de inversiones en fuentes no tradicionales de generación energética en la región, seguidos por los esfuerzos realizados en Honduras, Jamaica, Perú y República Dominicana.

Con la creciente demanda de energía, un fuerte compromiso para reducir las emisiones de carbono, nuevos avances en la tecnología, mayores incentivos para la inversión y el continuo apoyo a las políticas, las energías renovables desempeñarán un papel cada vez más importante en la matriz energética global para el siglo XXI.

El caso de Colombia

La coyuntura energética en la que se encuentra inmersa Colombia abre la puerta al cuestionamiento de las alternativas con las que cuenta el país para evitar situaciones similares en el futuro. La crisis energética actual es el resultado de un conjunto de eventos que formaron la “tormenta perfecta” para el sistema energético colombiano: un fenómeno del Niño prolongado que redujo la capacidad de generación, la reducción adicional en la capacidad de generación tras el apagón de El Quimbo, el incendio imprevisto de la hidroeléctrica de Guatapé y el daño en las turbinas de Termoflores y, finalmente, la evidencia de que las plantas de generación térmica, que deben funcionar como respaldo energético de las hidroeléctricas en momentos de sequía, se encuentran sometidas a un fuerte estrés financiero, como es el ejemplo de Termocandelaria.

Si bien el país había tomado acciones, hoy en día se enfrenta nuevamente a una situación apremiante que prueba la necesidad de contar con alternativas adicionales que puedan respaldar la generación de energía eléctrica en Colombia. Una de ellas es el uso de fuentes no convencionales de energía renovable. El gobierno ha tomado los primeros pasos para procurar la inversión en fuentes alternativas a través de la Ley 1715 de 2014 y el Decreto 2143 de 2015, que establecen incentivos tributarios para la investigación, desarrollo e inversión en proyectos de esta naturaleza en el país. Dicha ley plantea los fundamentos de una estrategia tácita bajo un enfoque de mercado competitivo, consistente en crear instrumentos, algunos de los cuales requieren desarrollos particulares (instrumentos regulatorios) en tanto que otros quedan definidos en la misma norma (instrumentos de incentivo fiscal).

Por lo anterior, es necesario tomar pasos adicionales para promover la inversión nacional e internacional en este tipo de tecnologías de generación. Ante el incremento en las dificultades para el desarrollo de grandes proyectos hidroeléctricos e incertidumbre sobre la disponibilidad de gas natural para la generación termoeléctrica, es necesario trabajar entre gobierno y agentes para sacar adelante un mayor número de proyectos.

Por otro lado, es necesario mirar más allá de la Ley 1715 de 2014 y formular una regulación que genere un ambiente de seguridad de inversión, creando condiciones de competencia entre las energías renovables y las fuentes convencionales, mediante el reconocimiento, valoración y remuneración de todos los beneficios y las externalidades positivas asociadas con estas fuentes no convencionales. De igual manera, es necesario la elaboración de planes para el desarrollo específico de energías renovables en regiones de alto potencial y Zonas No Interconectadas.

Finalmente y para el caso de los proyectos de generación eólica en la Alta Guajira, es necesario viabilizar la construcción de una línea de conexión requerida para poder transportar toda la energía generada al Sistema de Interconexión Nacional.

Conéctese con nosotros
www.amchamcolombia.com.co
icone-twitter facebook-icon glyph-logo_May2016.png LinkedIn_logo_initials
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s