Editorial AmCham | El cambio climático y la huella de carbono: el necesario aporte de las empresas

Por: Camilo Reyes Rodríguez, Director Ejecutivo de AmCham Colombia.
@AmChamCol
Publicado en Business Mail Septiembre 2015, disponible aquí 

El Comité de Medio Ambiente de nuestra Cámara realizó el pasado 4 de septiembre una interesante reunión sobre el cambio climático, que resulta especialmente relevante en este momento en que el país sufre sus efectos, ahora combinados con los del Fenómeno del Niño. Los  conferencistas, el Dr. José Luis Rivera Mican de CO2Cero y la Dra. Diana Santos de Icontec Internacional, definieron lo que es la huella de carbono, el efecto invernadero, el significado de ser carbono neutro y los pasos que una empresa puede seguir para declararse como tal.

La huella de carbono es la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que emite directa o indirectamente, en este caso, una empresa. Esta cantidad se mide en unidades de masa, gramos, kilogramos o toneladas de dióxido de carbono (CO2), el gas con mayor presencia en la atmósfera.

El efecto invernadero es el fenómeno por el cual ciertos gases (el dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, florurocarburo, perfluorurocarbonos y hexafloruro de azufre), al acumularse en la atmósfera, evitan que la energía del sol que ha recibido la tierra vuelva al espacio. Esta es por lo tanto retenida por un “techo” de gas, produciéndose así un efecto similar al que se observa en un invernadero. Sus principales efectos son el deshielo de los casquetes polares; el aumento de la temperatura y la alteración en los regímenes de lluvia; el aumento de la desertificación; y el cambio en las estaciones. Sus resultados son devastadores para la agricultura, los recursos marítimos, el nivel de los mares, la generación de nuevas zonas desérticas y los sistemas migratorios de aves y peces.

Ahora bien, carbono neutro es el concepto por medio del cual una empresa busca aminorar y eventualmente neutralizar el efecto de los gases que se producen en su actividad. Lo ideal es que la huella de carbono sea igual a cero; es el balance entre la cantidad de gases liberados frente a la  de gases secuestrados o compensados. Con ese propósito se hace la medición y se adoptan nuevas tecnologías, se aumenta la eficiencia energética y se implementan procesos más limpios. Se busca, a su vez, proteger el medio ambiente y aportar a la sostenibilidad. La compensación se puede lograr, por ejemplo, con proyectos forestales que absorben o secuestran CO2.

De acuerdo con los conferencistas, los pasos que debe seguir una empresa para declararse carbono neutro son la cuantificación y reporte de la huella de carbono, la verificación de una tercera parte, la neutralización de la huella de carbono, la declaración de la neutralidad de carbono, la verificación de la neutralidad y la implementación del plan de gestión de la huella de carbono.

La realización de este proceso genera beneficios para el desempeño de las empresas en cuanto representa avances en innovación, acceso a nuevos mercados, competitividad, eficiencia energética y actualización en relación con los más altos estándares mundiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s