A paso firme avanza la Alianza del Pacífico en Colombia

A la fecha, el acuerdo ha logrado la liberalización comercial de bienes entre Chile, Colombia, México y Perú en un 95%, ha establecido nuevos compromisos para dichos países en materia de telecomunicaciones y comercio electrónico y progresa en la cooperación regulatoria de sus sectores económicos.
Por: Comunicaciones AmCham Colombia
@AmChamCol
Publicado en Business Mail Agosto 2015: Especial RSE, disponible aquí 

El Acuerdo Marco que contiene el núcleo de la Alianza del Pacífico entró en vigencia el pasado 20 de julio. Con ello comienzan a regir las principales normas del proyecto de integración comercial-económica más ambicioso de la historia reciente de América Latina. Desde ya la Alianza ha avanzado en aspectos que habían demostrado ser problemáticos en el pasado dentro de iniciativas de armonización comercial, como la negociación de un capítulo de compras públicas; una labor que ha sido imposible en el marco de la Comunidad Andina (CAN).

Desde su conformación en abril de 2011, la Alianza del Pacífico ha promovido iniciativas de integración comercial que impulsan el crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías de sus países miembro: Colombia, Chile, México y Perú. A la fecha, esta plataforma de negocios ha logrado un 95% de liberalización comercial en materia de bienes, ha implementado mejoras regulatorias y hoy trabaja en la ejecución de ambiciosos proyectos que favorecerán a varios de los sectores empresariales del país, aseguró Andrés de la Cadena, Director de Integración Económica del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) durante el más reciente informe público sobre la Alianza.

Actualmente se está trabajando en el funcionamiento conjunto de las ventanillas únicas, con el fin de que los cuatro países compartan digitalmente los certificados sanitarios, fitosanitarios y zoosanitarios con miras a avanzar hacia el comercio sin papel. Posteriormente, la Alianza se propone integrar lo referente a los certificados de origen digital, que según el Director de Integración “ya funciona bien con México y Chile, pero aún falta que Perú avance al mismo ritmo”.

El ámbito educativo también muestra importantes logros. Como resultado de nuevas iniciativas solicitadas por los miembros del Acuerdo, ha sido posible el otorgamiento de más de 850 becas a nacionales para que realicen estudios de doctorado en los países que integran la Alianza.

flag of Chile

Así mismo, se registran avances desde el punto de vista del desarrollo de política exterior, ya que Chile, México y Perú están compartiendo embajadas en países en donde Colombia no tiene representación. Para Camilo Reyes, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Americana, ex Canciller y ex embajador de Colombia en diversos países del mundo, “el hecho de poder compartir algunas embajadas en el Lejano Oriente, en Medio Oriente y en diferentes naciones de África y Asia potencia la política exterior colombiana al darle una nueva infraestructura para ser ejecutada”.

Telecomunicaciones y comercio electrónico, sectores con nuevos compromisos

En esta nueva ola de profundización del Acuerdo, Colombia suscribió durante la X Cumbre de la Alianza, realizada en Paracas (Perú), el primer protocolo modificatorio al protocolo comercial, que prevé compromisos enfocados hacia las telecomunicaciones y el comercio electrónico.

En materia de telecomunicaciones, se ha fortalecido la lucha contra el comercio ilícito de celulares, gracias a un mayor intercambio de información entre las autoridades de cada país. Además, el Ministerio de Comercio reporta que hay una reducción de costos de las tarifas del servicio de roaming internacional.

El MinCIT ha negociado además una profundización del capítulo de comercio electrónico para adecuarlo a los debates mundiales. De acuerdo con De la Cadena, “existe una gran discusión acerca de si los países deben o no exigir la localización física de datos personales para trabajos en la nube, big data y otros servicios. Hay países que están yendo hacia allá y en algún momento esta tendencia se convertirá en una barrera al comercio”. En este contexto, los miembros de la Alianza han decidido que no se podrá exigir la localización de servidores porque va en contra de la movilidad y el desarrollo del libre comercio.

En búsqueda del nuevo sector que integrará la cooperación regulatoria

Entre las novedades del Acuerdo resalta la suscripción de dos capítulos adicionales al protocolo comercial. El primero de ellos fija un estándar en materia de calidad de la regulación con el fin de garantizar su transparencia. En este sentido, las normas que se expidan se harán públicas e incluso admitirán comentarios del público general.

Por otro lado,  y teniendo en cuenta que la Alianza está siguiendo una nueva generación de acuerdos comerciales, el segundo capítulo suscrito hace referencia a la cooperación regulatoria que tiene como objetivo armonizar las regulaciones en sectores de interés, de modo que se reduzcan los costos de transacción que enfrentan hoy los empresarios.

El primer sector en ejecutar esta cooperación regulatoria en Colombia será el de cosméticos, que exporta aproximadamente 500 millones de dólares al mundo al año y que, de acuerdo con el balance del acuerdo, “ha tenido un crecimiento espectacular no sólo en materia de comercio y generación de empleo, sino por el trabajo conjunto de sus industrias en los cuatro países de la Alianza”. De acuerdo con Alejandra Benítez, Gerente comercial del Gremio Latinoamericano de la Industria Cosmética, “los sectores deben buscar las empresas o asociaciones pares en los otros países de la Alianza con el fin de empezar a homogenizar sus propuestas, de modo que puedan hablar a una sola voz ante los gobiernos y así, lograr la cooperación regulatoria de su gremio, tal como lo hizo la industria cosmética”.

Este primer avance va en camino de hacerse tendencia con la apertura de la segunda convocatoria para elegir el segundo sector que hará parte de esta iniciativa. Según el Director de Integración del MinCIT, “ya se recibieron ocho solicitudes del sector privado, los cuales indican estar listos para trabajar en la cooperación regulatoria. Para esta nueva elección no sólo se tendrá en cuenta que el gremio sea altamente exportador, sino que la regulación disímil en los países tenga un impacto fuerte en la competitividad de la industria elegida, que haya determinada coincidencia de interés entre los sectores privados y que ésta sea transmitida adecuadamente a los reguladores de la Alianza”.

Lo que viene para la Alianza: oportunidades y retos

Actualmente, uno de los objetivos más urgentes del Ministerio de Comercio para el desarrollo de la Alianza del Pacífico es que el Operador Económico Autorizado funcione de manera adecuada para que se reduzcan los costos de transacción, las barreras, los trámites y las inspecciones en las operaciones de comercio exterior, pero particularmente que este operador sea reconocido por los demás países a donde llegan las mercancías que exporta Colombia. En este sentido, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) liderará el diseño de acuerdos de reconocimiento mutuo con los demás socios de la Alianza para lograr dicho objetivo.

Por otra parte, Costa Rica ha reiterado su interés en ser parte de la Alianza. De acuerdo con Andrés de la Cadena, “si bien Colombia ha negociado algunos acuerdos con Costa Rica, existen diversas exclusiones que el sector privado ansía se aborden prontamente de modo que se pueda lograr una mayor apertura de los mercados. Por esto, la adhesión de Costa Rica a la Alianza es otro de los grandes objetivos a desarrollar”.

Otro propósito clave es mejorar la eficiencia y la capacidad institucional para trabajar con Estados observadores de manera eficiente y así sacar provecho a los trabajos de cooperación técnica y financiera que están ofreciendo. Para esto es indispensable que el sector privado conozca los proyectos y sugiera cuáles son los requerimientos e intereses específicos para aprovechar mejor este acuerdo comercial.

Así mismo, una de las mayores oportunidades por explotar en el marco de la Alianza es el desarrollo de la ‘Estrategia Asia-Pacífico’, la cual busca fortalecer la integración de Colombia, Chile, México y Perú con esa región.

Elevar los niveles de ambición en iniciativas como la libre movilidad de personas, la cooperación regulatoria, la promoción del turismo para atraer visitantes que busquen nuevas experiencias en Latinoamérica e impulsar el trabajo de los grupos técnicos son algunas tareas que se ha propuesto cumplir el MinCIT para que los sectores empresariales sigan beneficiándose y la economía del país avance a través de este tratado comercial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s